Maternidad, Montessori

Una nueva etapa

crayons-1445053_1920

En quince días mi hijo irá a la escuela. No ha cumplido aún tres años pero ya tiene la edad reglamentaria para comenzar el proceso. Tengo sentimientos encontrados. Durante este tiempo no nos hemos separado y sé que lo voy a extrañar pero, al mismo tiempo, sé que necesito unas horas para dedicarme de lleno al trabajo y a mis actividades personales. Hasta ahora he podido trabajar desde casa pero eso ha supuesto un nivel de concentración muy precario si estamos mi hijo y yo solos porque, si estamos en actividades diferentes, no pasan más de cinco minutos para que él pida mi atención. Muchas cosas mías se evaporan y todo debo anotarlo porque la memoria me traiciona. Estoy focalizada en él: no se me olvida nada que tenga que ver con mi hijo. Entonces, siento el cansancio mental, la necesidad de encauzar mis pensamientos sin ser interrumpida, escuchar mis necesidades y demandas sin postergarlas por nada. Vamos a entrar en otra dinámica, es el inicio de muchas relaciones nuevas, voy a pasar mucho tiempo sin él y lo echaré de menos, de eso no tengo dudas.  Sigue leyendo “Una nueva etapa”

Anuncios