Maternidad

Las madres en la política

Hoy escribo desde la mayor de las indignaciones. Hasta hace pocas semanas, no faltó quien aplaudiera la decisión del electo presidente de Chile, Gabriel Boric, de presentar un gabinete integrado mayoritariamente por mujeres. De igual manera, quedamos fascinados (sobre todo nosotras, las que somos madres) al ver la foto oficial en la que varias ministras posaban con sus hijos. Una imagen que visibilizaba la maternidad, los cuidados, el mundo doméstico. Sin embargo, cuando lo contrario sucede, guardamos silencio, no nos damos cuenta, y evitamos el tema por la razón que fuere.

¿A qué me refiero? Ayer, vimos la “intención” de destituir a Sofía Almeida como presidenta del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social. Aún no sabemos qué pasó o qué va a pasar. Ella despacha desde la oficina del CPCCS, y quien busca ser su reemplazo, desde un hotel de Quito. Hasta ahí, para muchos será un tema político del cual nada se entiende y es mejor no hablar. Sin embargo, hoy se conoció un audio en el cual otra consejera, Ibeth Estupiñán, afirmaba que Sofía “está cucú”, porque está embarazada y -por tanto- “hormonal”. Su interlocutora respondía con carcajadas. Sofía Almeida en la actualidad está en periodo de lactancia. Solo puedo imaginarme el enorme estrés que debió vivir durante su embarazo, mientras se armaban tramas conspirativas a sus espaldas y aprovechando su vulnerabilidad (no por débil, sino porque debía cuidar a más de su vida la de otro, la de su bebé, que dependía de su bienestar).

Nadie le ha preguntado por su estado, por la vulneración de sus derechos a maternar, y los de su hijo a sus cuidados; en ninguna entrevista le han preguntado por su posparto. A nadie se le ha ocurrido tal cosa, porque simplemente son temas invisibles y considerados menores. Y no lo son. Es un tema de derechos de mujeres y niños. Y mientras guardemos silencio y pensemos que son “temas políticos” seguiremos añorando algún día un Boric que nos cambie la realidad. Lo cierto es que esos procesos solo son posibles en sociedades que exigen sus derechos. Y la maternidad es un tema profundamente político que la mayoría insiste en reducirlo a lo doméstico.

No tengo idea a qué partido político pertenece o representa Sofía Almeida. No me importa. Lo único cierto es que es una mujer en periodo de maternidad a la que no se le ha respetado lo mínimo, lo indispensable, lo justo. Todo lo contrario: se ha hecho burla de su estado con el peor de los comentarios sexistas, y se han aprovechado de su condición para «separarla» de sus funciones. Si a ella que está a la cabeza del quinto poder del Estado le pasa esto, ¿qué pueden esperar las obreras, las empleadas en relación de dependencia, las mujeres sin poder económico o político? Lo sabemos bien: cosas peores.

Gracias por suscribirte, seguirme en redes, compartir, comentar y darle me gusta. 

Si quieres información sobre los talleres en línea de crianza, maternidad, lectoescritura enfocados en el método Montessori, da clic aquí.

No te olvides de escuchar en Spotify, La cigüeña no te dijo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s